Arquitectura y naturaleza. Una relación difícil.

Esta entrada, o en este caso casi una declaración de intenciones, surgió en mi primera clase de la asignatura Arquitectura y Sostenibilidad. La verdad es que salí bastante impresionado de allí, por no decir avergonzado. La arquitectura es una profesión que en ocasiones puede ser relacionada con un mero negocio, una actividad muy lucrativa que se pasa la flora, la fauna y el entorno natural justo por donde estáis pensando. Y lo peor de todo es que en algunos casos es cierto, aunque pocas veces por fortuna. Hoy en día hay una clara tendencia hacia una arquitectura sostenible, que respete la naturaleza y que conviva en general mejor con ella, pero yo en particular, temo que sea una simple moda. La antigua generación de arquitectos guiaban su arquitectura hacia la construcción inteligente, a la domótica, a los edificios del futuro, y la verdad es que esa moda no duró tanto, de ahí mi miedo. Porque para reparar lo que ya hemos hecho, hace falta muchísimo más que una moda, y para muestra, un botón.

Angkor

Primero, y a modo de simple encuadre social, unas cifras simples. Desde 1900 se ha triplicado la población mundial, la economía mundial  es 20 mayor y el crecimiento industrial ha sido de un 5000%. Durante el siguiente lustro habrá que alojar anualmente a aproximadamente 77.000.000 de nuevos seres. Todo esto ha supuesto la transformación total del planeta de una sociedad más rural y básica a lo que conocemos hoy en día, pero lo que viene hará, sobre todo en países en vías de desarrollo, que ese crecimiento demográfico sea paralelo a un acelerado proceso de urbanización, lógicamente.

Dejando a un lado el enorme y destructivo avance de la industria a lo largo del siglo XX y sus devastadoras consecuencias, lo que más me impactó es lo que contribuyen los edificios a mandar al garete la salud del planeta. El profesor soltó los datos de golpe, a lo bestia y sin anestesia, y quiero pensar que fue para que no nos paráramos a reflexionar en lo que nos estaba diciendo. Para empezar, frase lapidaria. Los edificios son causantes de la mitad de las emisiones de gases responsables del efecto invernadero, y eso, por si acaso hay dudas, es una pasada. Exactamente producen el 48% de estas emisiones, el 30% durante su operación y el 18% por la producción y transporte de los materiales que los conforman.Para construir los edificios, gastamos el 40% de los recursos naturales extraídos, y una vez levantados, generan entre el 30% y el 65% de los residuos. Los edificios consumen el 40% de la energía, el 70% de electricidad y el 15% del agua potable. No es plan de bombardearos con cifras y porcentajes que lo único que hacen al final es que se pierda el hilo de lo que se cuenta, pero creo que con lo poco que he puesto se deja en evidencia la falta de tacto (por calificarlo de alguna manera) que se ha tenido hasta el momento a la hora de proyectar.

Por principios, soy una persona comprometida con el medio ambiente. He vivido toda mi vida en el campo, y es algo que he aprendido a valorar desde siempre. Por esto, y hoy más que nunca, estoy dispuesto a hacer todo lo que esté en mi mano para cambiar esta situación. No soy para nada un activista, no me mueve esa pasión ni ese sentimiento tan arraigado. Simplemente soy consciente de que el día de mañana necesitaré, como todo el mundo, un lugar en el que vivir, y el tema de la búsqueda de planetas a los que mudarnos lo veo muy parado últimamente.

10 responses to “Arquitectura y naturaleza. Una relación difícil.

  1. Entré en el post por la imagen de los templos Angkor Wat de Camboya, porque he tenido la oportunidad de viajar hasta allí y quedarme tan atónita como tu… Son mágicos, totalmente místicos y es la muestra perfecta de como la naturaleza acaba persistiendo por siempre.
    Después leí lo que escribiste, y aún me gustó más porque estoy totalmente de acuerdo, yo no soy tampoco una experta en arquitectura, ni una activista, simplemente quiero que el Mundo en el que vivo sea un lugar limpio, ya que tenemos todas las posibilidades y tecnología para hacerlo posible.
    Un saludo 🙂

    • ¡Muchas gracias por el comentario!
      Yo no he tenido esa suerte de verlo en persona, pero sí que es cierto que impresiona muchísimo y es algo que está en mi lista de pendientes =)
      A parte, me parece el ejemplo perfecto para mostrar que aquí sólo estamos de prestado, que por mucho que intentemos cambiar el entorno, él es mucho más poderoso que nuestros intentos de hacerlo.
      Me alegro de que te haya gustado y espero que siga así 😉
      Un saludo!

  2. Estas líneas que describen tu interior son las que hacen de este mundo un sitio (que como dices de prestado) con esperanzas, la balanza para hallar el equilibrio que es por demás urgente, pues el humano está cobrando cuentas de más y la naturaleza sólo observa apacible mientras el vaso termina de derramarse para decirnos hasta aquí. Te felicitamos por creer que se puede y debe hacer algo.

    • De corazón, muchísimas gracias por vuestro comentario. Me ha gustado mucho leerlo y sobre todo, notar en él el cariño con lo que lo habéis escrito.
      Este tema ha de tratarse primero desde cada uno, por muchas listas LEED, VERDE y demás, si no sale de uno mismo la voluntad de lucha, estas se quedan obsoletas, y ya no sólo hablo de arquitectura, el respeto por el medio ambiente toca todos los palos.
      Mucho ánimo con vuestro blog, me ha gustado mucho, y muchas gracias por el reblog 😉

      • Simplemente no dan ganas de desanimarse cuando lees algo así 😀 te invitamos a seguirnos en fb y twitter y por qué no, podríamos trabajar de la mano.
        Saludos

      • Simplemente no dan ganas de desanimarse leyendo este tipo de artículos, por el contrario invitan a seguir trabajando para lograr ese equilibrio, continúa con ese espíritu 😀 te invitamos a seguirnos por fb y twitter y por qué no hasta podríamos trabajar en conjunto.

        saludos

    • Hola Mariano
      ¿Tu nombre es Mariano Fernandez? es para mencionar este blog en un trabajo de arquitectura.
      Un saludo.

      • Hola! Perdón por tardar tantísimo en contestar, pero ha sido una semana de locos 😉 si, por suerte o por desagravia me llamo así 🙂 muchas gracias por la difusión y espero seguir viéndote por aqui

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s